Biorreactores LEV2050

¿Qué es un biorreactor?

Un biorreactor es un dispositivo diseñado para mantener un entorno controlado y óptimo en el que microorganismos, pueden crecer y desarrollarse. Estos microorganismos, que incluyen bacterias, levaduras y hongos, son utilizados en diversas aplicaciones, como en el ámbito farmacéutico, alimentos, productos para el campo.

Los biorreactores:

  • Producen starters de fermentación, probióticos, microorganismos para el campo, etc.
  • Producción de biomoléculas (cárnicas, prebióticos, postbióticos…)
  • Procesos enzimáticos, hidrolíticos, etc. (tanto generación de productos de alto valor añadido como valorización de productos existentes)

¿Cómo funciona un biorreactor?

El funcionamiento de un biorreactor se basa en la generación de entornos controlados para conseguir para el crecimiento y la actividad de los microorganismos o células. A continuación, se describen los elementos clave de su funcionamiento:

Control de Variables

Los biorreactores controlan una serie de variables críticas, como la temperatura, el pH, la concentración de oxígeno, la agitación y la velocidad de alimentación (feed). Estos parámetros se ajustan según las necesidades del proceso para garantizar un crecimiento y una producción óptimos.

Agitación y Oxigenación

La agitación y la oxigenación son esenciales para mantener una distribución uniforme y controlada de oxígeno en el biorreactor. Esto se logra mediante la agitación mecánica y la inyección de oxígeno controlada.

Monitoreo y Control Automatizado

Los biorreactores están equipados con sistemas de monitoreo y control automático que registran constantemente las condiciones del proceso y realizan ajustes en tiempo real. Esto garantiza que el entorno se mantenga dentro de los rangos deseados.

Tipos de biorreactores

Existen varios tipos de biorreactores, cada uno diseñado para aplicaciones específicas. A continuación, se presentan algunos de los tipos más comunes:

Biorreactores para procesos fermentativos

Los biorreactores de fermentación se utilizan principalmente en la producción de microorganismos para alimentos y bebidas.

Biorreactores de Laboratorio

Los biorreactores de laboratorio son sistemas más pequeños utilizados en investigación y desarrollo. Son ideales para la optimización de procesos y la realización de pruebas a pequeña escala. A menudo, son altamente configurables y permiten un control preciso de las condiciones del proceso.

Biorreactores autoclavables in situ

Los biorreactores autoclavables in situ permiten la esterilización del medio de cultivo in situ (en el propio biorreactor). Son biorreactores destinados a aplicaciones de productos de alto valor añadido debido a su complejidad en el proceso del producto final. De ahí que los biorreactores autoclavables in situ permiten reducir el riesgo de contaminación.

Ventajas de los biorreactores

El uso de biorreactores presenta una serie de ventajas significativas en comparación con otros crecimientos y producción tradicionales. Algunas de las ventajas clave son:

Control Preciso

Los biorreactores permiten un control preciso de las condiciones de, multiplicación de microorganismos lo que resulta en una producción más trazable, reproducible y de alta calidad, además de eficiente. Esto permite desarrollar productos de mayor calidad.

Escalabilidad

Los procesos en biorreactores pueden escalarse fácilmente, lo que permite la producción a nivel industrial

Investigación y Desarrollo

En el ámbito de la investigación, los biorreactores de laboratorio son herramientas fundamentales para el desarrollo y la optimización de procesos.

Aplicaciones de Biorreactores

Los biorreactores tienen una amplia gama de aplicaciones en diversos campos, y algunas de las aplicaciones más destacadas son:

Biotecnología Farmacéutica

Los biorreactores se utilizan en la producción de medicamentos y productos farmacéuticos, incluidos anticuerpos monoclonales, insulina, vacunas y antibióticos.

Producción de Alimentos

En la industria alimentaria, los biorreactores se utilizan en la generación de microorganismos que participen como starters de fermentación de productos como yogur, queso, pan, cerveza, vinos, carnes crudas curadas, etc.

Gama de biorreactores para bodegas:

Los biorreactores para bodegas de LEV2050 (modelos BR-LEV-LC), permiten multiplicar células (levaduras, bacterias lácticas u hongos). Con estos procesos, conseguimos ahorros económicos, aumento de la vitalidad y la calidad del producto final, ahorros en tiempos gracias a la automatización. Pero sobre todo, obtenemos un mayor control sobre el producto, ya que los biorreactores para bodegas de LEV2050 cuentan con procesos automatizados, controlados, trazables y reproducibles.

  • AHORROS EN LEVADURAS, BACTERIAS LÁCTICAS Y MANOPROTEÍNAS (BÂTONNAGE)
  • CONTROL
  • TRAZABILIDAD
  • FÁCIL MANEJO
  • MEJOR LOGÍSTICA

Gama BR-LEV-LC:

Gracias a la automatización y el control del proceso de multiplicación de los BR-LEV-LC (Imagen 1), conseguimos ahorrar un 90% en la compra de levadura, ganamos tiempos en vendimia, mejoramos la calidad aromática y estructural de los vinos y controlamos el proceso de producción del inóculo con toda seguridad.

Imagen 1: Biorreactor BR-LEV-LC10.

Gama de biorreactores para generación de pies de cuba para vinos espumosos:

Nuestros biorreactores patentados para generación de pies de cuba para vinos espumosos (modelos BR-CV) (Imagen 2) permiten la adaptación progresiva y controlada de la levadura al etanol, generando de manera controlada y automatizada el pie de cuba para el tiraje de vinos espumosos. Además, permiten la multiplicación de levaduras, bacterias lácticas y la producción de manoproteínas a partir de lías con el programa de batoneo, lo que hace de ellos equipos altamente versátiles.

Gama BR-CV:

Imagen 2: Biorreactor BR-CV10.

Los biorreactores LEV2050® te permitirán ahorrar en levaduras y bacterias lácticas, conseguir inóculos más vitales, asegurar la fermentación y tener un total control a tiempo real desde tu móvil sobre el estado del proceso de multiplicación. Todo esto con un proceso automatizado y rentable, ya sea con microorganismos propios seleccionados o comerciales. Su fácil manejo, altos rendimientos, eficiencia y versatilidad hacen de ellos equipos cada vez más imprescindibles para las bodegas.

Los biorreactores son herramientas que permiten avanzar hacia la producción eficiente y controlada de productos en diferentes sectores. Su capacidad para crear un entorno óptimo para los microorganismos y su versatilidad los convierten en un componente esencial en numerosos campos de aplicación, desde la investigación científica hasta la producción a gran escala.